09 julio 2007

La Unión Europea: Un poco de Historia.

¡Saludos!
Después de columpiarme de forma apabullante, vuelvo al tajo.
He creído oportuno, dado que parece estar de moda el tema, publicar unos breves apuntes sobre nuestro gran proyecto, la Unión Europea. Así sabremos de dónde sale y adónde intenta ir (con mayor o menor éxito).
Para empezar, algo facilito. La resumida Historia de la Unión Europea.
(Ya nos pondremos técnicos en futuras entregas, ya...).
Después de la Segunda Guerra Mundial, las economías de los países europeos habían quedado muy tocadas. Varios proyectos surgieron por esas fechas para poner a flote las capacidades productivas de Europa. Por ejemplo, el llamado "Plan Marshall", una serie de ayudas procedentes de Estados Unidos.

Desde Europa propiamente hablando, Bélgica, Holanda y Luxemburgo decidieron dar un importante paso adelante: Unir sus economías en un mercado común, sin barreras comerciales. Por ejemplo, es muy corriente colocar aranceles a productos extranjeros, es decir, impuestos que los encarecen y que -por lo tanto- favorecen a los productos nacionales (que son artificialmente más baratos). Los tres países mencionados, decidieron llevar a cabo un proyecto que poco a poco eliminaría los aranceles entre ellos. Había nacido el llamado "Benelux" (nombre que viene de la primera sílaba del nombre de cada país; "Países Bajos", Holanda, se dice "Nederlands" en holandés).

Esto ocurría en 1.948. Tres años más tarde, viendo que el proyecto del Benelux funcionaba, se decidió algo parecido a un nivel mayor. Los países del Benelux, más Francia, Alemania e Italia, crearon la primera de las Comunidades Europeas: La CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero).

La idea fue que estos países controlaran de forma conjunta la producción de carbón y acero (dos bienes muy importantes) en Europa. Al hacerlo, se aseguraban una economía europea más estable, que era precisamente lo que nuestro continente necesitaba para la reconstrucción.

En 1.954, los países del Benelux llevaron al máximo su proyecto y crearon un mercado único. Es decir, una zona en la que los bienes circularan libremente, sin aranceles. Al ver que esta idea también mejoraba las respectivas economías, se decidió ampliar esta experiencia y llevarla a los países de la CECA.

Con ello, en 1.957 se creó la CEE (Comunidad Económica Europea), la segunda de las Comunidades Europeas. Se trataba de una zona en la que no había aranceles, se establecía la libre circulación de trabajadores, se eliminaba los monopolios e incluso se preveía la posibilidad de crear un banco europeo (que acabaría finalmente viendo la luz décadas más tarde).

Al mismo tiempo, se creaba también la tercera y última de las Comunidades Europeas: La CEEA (Comunidad Europea de la Energía Atómica), también conocida como EURATOM (una institución dedicada a controlar de forma conjunta el uso pacífico de la energía atómica en Europa).

Con la creación de esas tres instituciones (CECA, CEE y EURATOM), el proyecto europeo había recibido el pistoletazo de salida.

La Europa de 27 miembros que tenemos hoy día está compuesta por: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chequia, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumania y Suecia.

Noruega ha solicitado ser parte de la Unión nada menos que dos veces, pero las dos veces su propia población ha rechazado ser parte en sendos referéndums.

* * *
Próxima entrega: Tecnicismos de la Unión.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home