03 diciembre 2008

El genio de la lámpara.

Imaginemos que se nos aparece un genio y nos dice que nos va a conceder un deseo. Pero le pone una condición: Solo podemos elegir uno de estos dos deseos:

O bien el genio hace que todas las injusticias pasadas sean debidamente castigadas, aunque seguirá habiendo injusticias en el futuro...

...o bien hace que no vuelva a haber injusticias en el futuro, pero sin castigar las injusticias pasadas.

Evidentemente, cada deseo da lugar a un mundo totalmente diferente.

Quienes leéis este blog, supongo que ya sabéis cuál sería mi opción.

¿Qué opción elegiríais vosotr@s?

Ahí queda eso.

Etiquetas:

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Por supuesto yo elegiría que no hubieran más injusticias. Hay ocasiones en las que hay que saber hacer "borrón y cueta nueva". Y si a cambio desaparecen injusticias venideras, merece la pena!

Por cierto, para cuando un post comentando tu visión sobre la elección de Obama? Sí sí, sé de sobras que conceptos como "tiempo libre" o "descanso" se te empiezan a olvidar jeje Pero de todos modos ahi queda la sugerencia :)

patata_asesina

12/04/2008 4:04 p. m.  
Blogger Fabián Plaza Miranda said...

Tienes razón, el tiempo libre está sobrevalorado. XD

Como ves, la mejor solución que he encontrado para mantener con vida DTuC es hacer minientradas.

Pero sí, a la que pueda vuelvo con mis kilométricas diatribas, que para eso estamos. Lo que pasa es que, al ritmo que voy, será cuando Obama se presente a su segunda presidencia...

Por cierto, me alegra que compartamos el punto de vista sobre lo del genio. ;)

12/04/2008 5:19 p. m.  
Blogger O Lobo said...

La segunda... aunque es una pregunta con trampa. YA que la concesión del segundo deseo, conlleva una injusticia inherente: que no hay justicia para las injusticias cometidas anteriormente, luego, no deja de haber injusticia.

4/07/2009 12:24 a. m.  
Blogger The Surfer said...

Yo eligiría la primera, por lo menos que algo se arregle, ya que por supuesto y dada nuetra condición humana, no se alcanzaría un punto en el que no existiesen injusticias (siempre las habrá y en ocasiones hasta seremos parte pasiva o activa de las mismas).

Un saludo, muy interesante el blog.

1/19/2010 12:05 p. m.  
Anonymous Anuwska said...

Pues sin dudarlo, la segunda opción. Esta claro, al menos para mí, que si existe una posibilidad de que el mundo sea mejor, hay que tomarla y no mirar hacia atrás, al menos, no con rencor. Si no, ¿de qué sirve una segunda oportunidad ?

1/19/2010 12:21 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home