04 octubre 2006

La guerra contra el terrorismo

Desde el 11 de Septiembre de 2.001, nos encontramos envueltos en lo que George W. Bush y sus ideólogos han venido a llamar “guerra contra el terrorismo”. Ahora bien, me parece que esto suscita una serie de preguntas morales de bastante calado. Y no porque ya se las haya mencionado repetidamente dejan de tener importancia.

Para empezar está el hecho (como adelantaba en el extracto del libro DTuC) de que no sabemos exactamente contra qué estamos luchando. ¿Contra los Estados que incumplen la ley internacional? Entonces la guerra no acabará nunca. ¿Contra los Estados de religión oficial musulmana? Un criterio peligroso para justificar una actuación militar. ¿Contra los Estados que no tengan nuestro modelo democrático-liberal? Entonces habrá que volver a redactar la lista de “aliados” en esta guerra fantasma, porque muchos no cumplen este requisito.

Tal vez la aproximación es otra. Tal vez no se está luchando contra Estados concretos, sino contra grupos de personas que actúan dentro de estos Estados. Entonces mi pregunta es si está justificado utilizar medios bélicos contra otro país, para atacar a parte de su población. Me parece que es ir totalmente en contra del derecho internacional (por no mencionar que lo considero inmoral).

Se nos dice una y otra vez que estamos en un mundo diferente, que el 11-S supuso un cambio. Que ahora hay otras reglas de juego a las que debemos adaptarnos.

¿Realmente? El terrorismo internacional ya existía antes del 11-S. Al Qaeda ya existía antes del 11-S. Incluso si tenemos en cuenta que, efectivamente, el ataque de 2.001 fue impactante en todos los aspectos, sigue sin tener sentido lo de las “nuevas reglas de juego”.

El 11-S fallecieron aproximadamente 3.000 personas. Es espeluznante, desde luego; sobre todo, porque lo vimos en directo. Como consecuencia de ello, dos países han sido invadidos y se ha recortado los derechos fundamentales en muchas zonas del mundo occidental. Parece excesivo, pero los autores lo justifican, como digo, con el argumento de que esas 3.000 víctimas inocentes cambiaron las cosas.

Parece, pues, que el fin justifica los medios: Para evitar que mueran otras 3.000 personas, iremos hasta donde haga falta.

Si es así, tal vez debamos revisar nuestros números. ¿Sabéis cuántas personas fallecen anualmente, sólo en España, como consecuencia de accidentes de tráfico? Una media superior a 3.000 personas. Cada año tenemos en España el equivalente en víctimas al 11-S.

Siguiendo la lógica de los que sostienen la necesidad de esta “guerra contra el terror”, habría que llegar hasta donde hiciera falta para evitar que esto vuelva a ocurrir. Si hay que prohibir los coches, los prohibimos. Si hay que condenar a cadena perpetua –en un juicio militar sin presunción de inocencia- a los que tengan multas de tráfico, los condenamos. Si hay que atacar a Alemania por producir sus BMW, lo hacemos.

¿Ridículo? No tanto como la idea de que el terrorismo puede ser combatido con bombas y Estados policiales.

Y es que nos estamos olvidando de los aspectos meramente utilitarios: El objetivo de la “guerra contra el terrorismo” es, obviamente, acabar con el terrorismo. Pero, ¿puede conseguirse de forma militar? Los hechos, las noticias diarias, parecen demostrar lo contrario. En realidad, hoy hay más violencia terrorista en el mundo que antes de que se iniciara este conflicto inacabable.

Lo mismo ocurre con el recorte de libertades que estamos viendo. ¿Sirven para luchar contra el terrorismo? Es discutible. Desde luego, mejorar la actuación de las fuerzas de seguridad contribuye a detener planes terroristas antes de que sean efectivos. Pero de ahí a decir que, en consecuencia, es necesario renunciar a todos nuestros derechos fundamentales, hay un trecho.

Los tribunales de excepción, las políticas discriminatorias o racistas, los cambios de régimen en países distantes,... Nada de esto ayuda a luchar contra el terrorismo. Antes al contrario, da armas ideológicas a los terroristas presentes y futuros.

Entonces, podríamos preguntarnos qué es lo que debemos hacer para estar más seguros. ¿Cómo podemos conseguir que desaparezca la amenaza terrorista? En mi modesta opinión, esto no lo lograrán las bombas. Lo que habría que hacer es un trabajo a largo plazo, centrado en la educación (para eliminar –en ambas partes en conflicto- estereotipos negativos), y en la erradicación de la pobreza (para que desaparezca la sensación de injusticia que aboca a mucha gente al fanatismo religioso intolerante). Habría que conseguir, en definitiva, un mundo socialmente más justo. Cosa que estamos perfectamente capacitados para hacer.

Y sí, mientras dura el proceso de cambio nuestras fuerzas de seguridad deberían seguir haciendo su trabajo. Pero sin renunciar a lo que nos convierte en Estados democrático-liberales.

Sería un trabajo largo, pero podemos hacerlo si queremos. El mayor problema es que los políticos piensan en plazos de cuatro años...

Etiquetas: ,

10 Comments:

Anonymous Xavi said...

Buenas!

Muy buen texto. Pero la actual "guerra contra el terrorismo" me parece mucho más a un Gran Hermano (O era el 1964?)donde la gente, por terror, se creía lo que el gobierno decía sobre sus luchas con paises que antes eran aliados y sus recortes de libertades... mi opinión, estamos yendo hacia ahí.

También, da la sensación de que estemos o retrocediendo o empezando un nuevo ciclo (para quien crea que la historia es cíclica) donde volvemos a luchar por las creencias, por la religión, donde se enfrentan los fundamentalistas talibanes contra el fundamentalista neo católico de George W. Bush y lo que arrastran con ellos.

Esta es mi opinión...

10/04/2006 4:12 p. m.  
Blogger Fabián Plaza Miranda said...

¡Saludos!

Sí, yo también veo similitudes entre "1.984" y el mundo actual. De hecho, tenía un texto al respecto que he decidido no publicar aquí, porque tengo que editarlo antes. Pero no creo que estemos yendo hacia allí: Creo que ya estamos.

Lo del ciclo... No sé si la historia es cíclica, pero sí estoy de acuerdo en que viene una nueva etapa de luchas. Y eso significa un gran conflicto. No sé si será de tipo religioso o más bien laicismo contra cualquier fanatismo religioso. Pero la cuestión es que la que se avecina tiene pinta de ser de órdago.

La ventaja es que, como después de cada conflicto, cuando se acabe el mundo estará un poco mejor que antes. Mejoraremos como especie, como sociedad.

10/04/2006 4:49 p. m.  
Anonymous Locke said...

La lucha contra el terrorismo internacional se está utilizando como una excusa para conseguir una serie de recursos e intereses que son vitales para unos tiempos en que la economia se basa en el petróleo. Yo sinceramente no creo que sea una lucha entre religiones.

Como hicieran en su día con muchos países de suramérica, EEUU aprovechó una excusa, el 11-S, para intentar colocar un gobierno afín (podriamos tildarlo de marioneta) en un país que hasta entonces le resultaba una molestia. El ataque injustificado a Irak (junto con performances como la exposición de powerpoint de Powell en la ONU) dan a entender que lo que menos se busca por parte de EEUU en lo que llaman su "lucha contra el terrorismo" es acabar con terroristas, sino ampliar su patrimonio petrolífico.

Y ahora yendo al tema, como acabar con el terrorismo ? Pues coincido plenamente con Fabián. Es un trabajo a largo plazo. Poner mas policia para prevenir atentados, para "cazar" a terroristas, etc, es necesario, pero es un esfuerzo totalmente futil si no se trabaja al mismo tiempo en la raiz del problema. El terrorismo debe entenderse como una reacción a una situación precaria donde la falta de educación, riqueza y recursos de la gente acaba confeccionando una sociedad desesperada donde existe un colectivo de gente que es facilmente captable, ya sea en nombre de Dios, Alá o en el nombre de su propio país, para que actue. No quiero justificar el terrorismo, obviamente, pero si remarcar el hecho que por muchos cuerpos de seguridad que se pongan en calles y aeropuertos no se conseguirá acabar con el terrorismo hasta que no se acabe con esta situación de desigualdad entre sociedades.

Y por cierto, la historia no va a ciclos, lo que pasa es que estamos anclados en la edad media. Hasta el día que la monarquia y la religión desaparezcan, seguiremos en ella :P

Un saludo

Locke
- Un patoso espía avalonés ;) -

10/05/2006 12:22 p. m.  
Anonymous patata_asesina said...

Muy buenas!

Yo si que creo que hay un antes y un después respecto del 11-M. No me parecen comparables las muertes por accidente de tráfico que las del terrorismo. A raíz del atentado la gente tiene pánico a coger un avión, y no pasa lo mismo con los coches. ¿O ya no nos acordamos de como nos mirabamos unos a otros al viajar en tren después de nuestro 11-S? Teneis que reconocer que todos teniamos un grado de paranoia y cualquier persona con una bolsa extraña nos parecia un terrorista potencial.

Por otro lado creo que la labor social (erradicar el hambre en el mundo, educar a las sociedades, etc.) es solo una de las políticas a llevar a cabo. Pero me parece imprescindible combinarlo con una política militar. ¿O acaso para frenar la delincuencia en las ciudades basta con invertir en labores sociales? ¿Entonces licenciamos a todas las fuerzas del orden? ¿A que no hay narices? Seamos realistas: la pobreza, el hambre, las desigualdades, las injusticias... van implicitas a la condición humana y siempre exisitirán. Podemos controlar en qué grado, pero no estoy de acuerdo en que podamos hacer desaparecer esas cosas.

Y ya para terminar, no me dan ninguna pena las sociedades que padecen miserias fruto de la explotación que sufren de sus propios gobernantes (dictadores, como no...) y que no hacen nada para remediarlo. Cada pueblo tiene los gobernantes que se merecen. En España cuando hemos tenido problemas hemos apretado los dientes y hemos salido a la calle. ¿Qué? ¿Que con Franco tardamos 40 años? 1) Más vale tarde que nunca y 2) No dejamos de rebelarnos DURANTE LA TOTALIDAD de esos 40 años (otra cosa es que lo lograramos o no. ¿Cuáles de esos paises musulmanes tan pobres lo intentan? Ya decia yo...).

Saludos!

P.D.: El blog te ha quedao genial!! :D

10/10/2006 11:58 a. m.  
Blogger Fabián Plaza Miranda said...

¡Saludos!

Bueno, por fin alguien que no opina como yo por aquí. Mejor, así por fin haremos que esto sea lo que pretendía ser, un lugar de debate y de búsqueda de puntos intermedios. O, como dirían “Les Luthiers”, así esto dejará de ser un monólogo para convertirse en un... biólogo.

Primero quiero decir que yo no tengo miedo a los aviones por culpa de los terroristas. Entre otras cosas, porque es algo que no puedo controlar. Además, si cambio mi modo de vida por miedo al terrorismo, los terroristas habrán cumplido su objetivo. Habrán ganado, incluso aunque mañana mismo se derrote definitivamente a Al Qaeda.

Decir que la comparación de los coches no es válida porque no hay el elemento de miedo, me parece discutible. Para mí, lo importante es que no muera gente. No si miro con malos ojos a alguien al subir al tren. Si hay gente muriendo por una causa –sea cual sea- creo que hay que eliminar esa causa. Y no haré distinciones entre una causa de muerte y otra.

Pero bueno, voy a poner un ejemplo menos frívolo que el de los accidentes de coche. Según la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura), cada día mueren en el mundo nada menos que 16.000 niños menores de 5 años a causa del hambre. No adultos. Niños. Dieciseismil. Al día.

A mí, honestamente, me estremece. Y no veo que hagamos ninguna guerra para eliminar estas muertes. No veo que cambiemos Gobiernos para evitar que mueran 11 niños de hambre cada minuto.

Sobre lo de la actuación policial, yo en ningún momento he dicho que haya que desmantelar a las fuerzas de seguridad, ni he rechazado el trabajo que hacen. Mis palabras fueron: “Desde luego, mejorar la actuación de las fuerzas de seguridad contribuye a detener planes terroristas antes de que sean efectvos”. “Y sí, mientras dura el proceso de cambio nuestras fuerzas de seguridad deberían seguir haciendo su trabajo”.

Lo que digo es que hay que combinar esto con una bien encaminada política social a nivel mundial.

¿Aceptan los pueblos pobres las condiciones en las que viven sin rechistar?

Los kurdos se rebelaron constantemente contra Saddam Hussein; de hecho, EEUU los dejó en la estacada cuando después Saddam usó sus pueblos para probar armas químicas. La Alianza del Norte estuvo años luchando contra los talibanes (incluso cuando los talibanes eran aliados del Partido Republicano estadounidense). En Marruecos, cada dos o tres meses encarcelan a algún periodista por publicar informaciones “subversivas” (es decir, contrarias al sistema). El África subsahariana es el lugar del mundo donde más guerras civiles hay (es decir, donde más a menudo el pueblo se alza en armas contra sus gobernantes). Etcétera.

De modo que estos pueblos tienen un historial comprobable de rebelión contra los que los oprimen.

También veo una diferencia importante con la España franquista: A pesar de las estrecheces de posguerra, durante todo el franquismo la gente tenía qué comer. En cambio, en el África subsahariana no se llega a los niveles de subsistencia. La gente se muere literalmente de hambre, a decenas de miles de personas al día (cosa que no pasó en España). En esas condiciones, cuando no puedes ni levantarte del suelo, es difícil que puedas levantarte contra tu Gobierno.

De todas formas, mi pregunta sería otra. Es tan sencillo como ir a la raíz del asunto: ¿Qué hacemos para acabar con el terrorismo?

Si se trata de una solución exclusivamente militar, ¿a qué países atacamos? ¿Qué criterios seguimos? ¿Provocamos cambios de régimen en todos los países de religión oficial musulmana y les imponemos un modelo laico democrático-liberal? ¿Atacamos sólo los países que no tengan un régimen democrático?

Pregunto esto porque creo que elegir como única vía la militar crea más problemas que soluciones. Y me parece que la situación actual en Iraq o Afganistán es un claro ejemplo de ello.

Es decir, que la acción militar exclusiva parece no funcionar.
Entonces, ¿la combinamos con acciones sociales? ¿De qué modo? ¿Se puede compaginar la invasión de un país con acciones humanitarias en el mismo territorio?

Mi postura principal es que no puedes luchar contra el terrorismo sólo con represión. Y, lamentablemente, se está luchando contra el terrorismo sólo con represión.

Más aún, si hubiera que combinar represión y justicia social para llegar a este fin, yo daría prioridad a la justicia social y dejaría en segundo lugar a la represión. Porque es lo que puede dar resultados más duraderos. Sí, los dará también a más largo plazo (no veremos el cambio pasado mañana), pero el mundo será más estable.

Porque creo que es absolutamente inadmisible que las 225 personas más ricas del mundo tengan una riqueza similar a la del 47% más pobre de la población mundial (datos del Programa de Naciones Unidas par ael Desarrollo). No puede ser que 200 personas tengan el mismo dinero que 600.000.000. Y mucho menos cuando esos seiscientos millones se están muriendo de hambre. Y todavía menos cuando esas 200 personas han conseguido su riqueza a través de la explotación directa de esos seiscientos millones, en multinacionales “deslocalizadas”.

La pobreza y la desigualdad siempre han existido y siempre existirán. Tal vez. Pero podemos reducir las diferencias. Es algo que llevamos haciendo desde la Edad Media. Si nuestros tatarabuelos no hubieran luchado para cambiar las reglas del juego, ahora no estaríamos escribiendo esto. Estaríamos en una fábrica cumpliendo una jornada laboral de 14 horas sin pausa. Y eso, con suerte. Si el cambio ha funcionado con Europa, ¿por qué no va a funcionar con el resto del mundo?

Sobre todo me interesa conocer tu opinión al respecto de cómo acabar con el terrorismo. Tener un punto de vista diferente al mío puede ser enriquecedor.

Y gracias por la visita.

10/10/2006 1:51 p. m.  
Anonymous patata_asesina said...

Muy bueno lo de Les Luthiers jejej No lo conocia.

La mitad de lo que dices es lo mismo o muy parecido a lo que digo yo, con lo que vamos por buen camino.

Tengo que decirte que ys estamos cambiando por culpa del terrorismo. El terrorismo ha cambiado nuestra forma de vida, con lo cual los terroristas estan ganado la partida. Están consiguiendo lo que quieren: generar terror. Y no lo digo solo por que ya consiguieran cambiar un gobierno en España (tengo muy claro que el resultado de las elecciones después del 11S hubiese sido MUY diferente de no haber habido aquel brutal atentado). No lo digo solo por eso, sino por que a muchos, bajo la excusa del respeto, les está entrando el cague y les empiezan a pesar los calzoncillos. Son esos que ahora creen que no es correcto poner musulmanes en la fiesta de moros (perdón, magrevies) y cristianos. Ahora es una fiesta irrespetuosa. Hace 3 años ya les podian dar por culo, que no era irrespetuoso, pero ahora si que lo es. No es miedo, ¿eh? no os confundais. Es solo respeto.

Pues mira, exigo mi derecho a que se me respete a mi también. Exijo mi derecho a que censuren la película de Jim Carry "Como Dios", por que usa el nombre de Nuestro Señor en vano y lo retrata bajo la foma de Morgan Freeman. Eso me ofende. Exijo que la revista Jueves pida disculpas públicas por exhibir un comic en el que el personaje principal es una caricatura de Dios. Exijo mi derecho a que quiten el muñeco del Papa de los diabólicos Guiñoles. Etc etc etc Es que todo eso me ofende, ¿sabeis? (jo, no se si esta parrafada es un off-topic, pero que a gusto me he quedao jeje).

Hablabamos de terrorismo. Fabián, me preguntabas como haria desaparecer el terrorismo. Sin embargo tengo que negar la mayor. Partes de la base de que puede ser erradicado, pero no lo creo en absoluto. El terrorismo es una forma extrema de violencia, pero la violencia extrema ha existido desde los tiempos de Caín y Abel. Como yo ya dije antes, y tu has repetido, lo que sí podemos (y debemos) hacer es controlar y minimizar el grado de violencia. No podemos hacer el que Hombre deje de matar, pero podemos evitar muchos asesinatos. No podemos erradicar el terrorismo, pero podemos frustar muchos atentados.

Por cierto, aun concediendote que en muchos de esos paises necesitados si haya verdaderas revoluciones en contra de sus regímenes dictatoriales (cosa que no creo. Pones ejemplos a tu favor, pero del estilo "intento apagar el fuego del Windsor con un sifón medio vacío". Si realmente quieren derrocar a su dictador, que hagan algo más energico chico. Aqui hubo una guerra civil, no solo periodistas detenidos), dices que como sufren mucha hambruna no tienen energias para rebelarse. Bueno, si van a morir de hambre, menos tienen que perder, no? Es tu argumento.

Y agarraos los machos que ahora voy a ser el más impopular de todos... (abajo el populismo!! jeje) Si algo hemos aprendido de Michel Moore, es que las armas son una causa directa de muchas muertes, verdad? Si en EEUU se regulara mas el uso de armas, habria menos muertos, no? No haremos desaparecer las armas por que pueden tener un uso correcto que incluso es necesario, a que si? Bueno, pues del mismo modo creo MUY demostrado que la religión musulmana es una de las fuentes del problema. No digo que se erradique, por que bien usada es hasta positiva, pero no seamos tontos, en muchos casos se hace un uso terrible de esa religión, con lo cual debería controlarse más (por cierto, ahora que pienso, quien sabria decirme las diferencias entre una secta y la religión musulmana?). ¿Qué? ¿Que los musulmanes violentos son una minoría? ¿Que el Islam predica amor, paz y armonía? Si claro, que se lo digan a los que MURIERON cuando MILLONES de musulmanes salieron como BESTIAS a DESTROZAR TODO por una caricatura de su Dios... Eran unos pocos, sí. Una minoria, vamos.

En definitiva, pienso que ante la resolución de un conflicto tan grave como el del terrorismo mundial, la diplomacia y las labores sociales tienen un papel fundamental. Pero si a la cuarta no funciona, no podemos decirles a los "malos" aquello de "como no me hagas caso, me vas a obligar a enviarte a mis diplomáticos y mi ayuda humanitaria... OTRA VEZ!" :p

Saludos!!

10/10/2006 8:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

es increible con solo buscar un pokito todo lo ke puedo descubrir de ti....

11/26/2007 11:04 a. m.  
Anonymous Fabián said...

Jejeje... Y eliges el anonimato para que yo no pueda hacer otro tanto, ¿eh? ;)

Pues nada, un abrazo y bienvenido/a a DTuC... quienquiera que seas :)

11/26/2007 11:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pero hombre...
así que hay que poner en un mismo plano un atentado terrorista y un accidente?? o... por no ser tan frívolo compararlo con los muertos por hambre...
Pues nada, no entiendo como te puede preocupar la pena de muerte, no merece la pena son muy poquitos comparados con los que mueren de viejos.

2/21/2008 5:25 p. m.  
Anonymous Fabián said...

¡Saludos, anónimo!

Si vuelves a leer el post, verás que no menciono los números por frivolizar: Mi objetivo último no es comparar causas de muerte, sino criticar esta absurda "guerra contra el terrorismo". Criticar la base argumentativa de quienes dicen que es una buena idea intercambiar derechos civiles por una supuesta seguridad (perdiendo en realidad tanto lo primero como lo segundo).

Como la base de estas argumentaciones suele centrarse en las víctimas del ataque terrorista, por ahí empecé. Pero el mensaje no es "hay muertos que valen más que otros". El mensaje es, precisamente, el contrario: Hay muchas causas donde existen muertos, y eso no justifica el empezar ningún tipo de guerra (menos una tan absurda como ésta).

Hay que luchar para evitar cualquier tipo de muerte. Y desde luego, una guerra PROVOCA muertes, no las evita. O dicho en palabras de Asimov: "La violencia es el último recurso del incompetente".

En otro orden de cosas: Bienvenido/a a DTuC,... seas quien seas. ;)

Un abrazo.

2/22/2008 12:13 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home